Turismo Aventura

Los deportes de aventura reavivan sensaciones elementales como el vértigo y la adrenalina, ideas que surgen en escenarios ajenos a la intervención de las ciudades como cascadas, ríos y el mar. En este caso, el ser humano se adapta al medio ambiente y no al contrario, el explorador es un intruso que admira y se deja encantar.